5 abr. 2017

LAS BREÑAS: HACE 40 AÑOS LE ROBARON SU BEBÉ Y LO BUSCÓ HASTA ENCONTRARLO

La imagen puede contener: 2 personas


Había dado a luz a los 15 años; cuando volvió de trabajar se lo sacaron de la cuna; la herida quedó abierta toda su vida y gracias a la ayuda de unas hermanas evangelistas pudo reencontrarse con él; conocé esta emotiva historia

En 1977 Esther Baldovino vivía en Chaco, tenía 15 años y quedó embarazada de su primer hijo, al que le dio el nombre de Fabián. Su entorno era muy humilde, y ella estaba obligada a salir a trabajar en la cosecha de los campos de algodón para poder darle de comer al bebé. Un día, al mes de haber dado a luz, pasó lo peor: volvió de la jornada laboral y descubrió que su hijo no estaba. Se lo habían robado de la cuna.
Esther inició una búsqueda desesperada. Hizo la denuncia policial, le preguntó a toda persona de la zona, pero no lo pudo hallar. La herida quedó abierta por el resto de su vida.
La mujer tuvo otros ocho hijos y desde fines de la década del '80, las condiciones económicas la obligaron a mudarse junto con su familia a Lanús, provincia de Buenos Aires. Pero el recuerdo de Fabián siempre estuvo vivo.
Un día le contó su triste historia a las hermanas evangelistas de la iglesia Luz de Vida con sede en Lanús, quienes le propusieron a Esther volver a Chaco para encontrar a Fabián.
Así fue como hallaron en el Registro Civil de la ciudad de Resistencia una partida de nacimiento que daba cuenta de los datos personales del entonces bebé. Para poder obtener más información fueron enviados a la Junta Electoral chaqueña, donde descubrieron hace una semana que podría estar viviendo en la ciudad de Santa Fe.
Esther volvió a Lanús y junto a las hermanas evangelistas organizaron un viaje a Santa Fe. Con una camioneta alquilada se acercaron al barrio Las Lomas, donde tenían información de que allí podría encontrarse Fabián.
Primero fueron a la sede de la policía. Esther les contó su historia y los patrulleros la acompañaron hasta una vivienda donde vivía una persona de nombre Fabián Medina. Llegaron y hablaron con la esposa. Se quedaron esperando que volviera de trabajar.
Cuando Fabián llegó, Esther le contó la historia. Él no podía creerlo y contó lo que recordaba de su pasado. Narró que una mujer lo adoptó y lo crío en la localidad de Las Breñas. Cuando él le preguntó por sus verdaderos padres, la mujer le respondía con evasivas, apenas decía que habían muerto y que, por ese motivo, ella había decidido criarlo. Vivió hasta hace 17 años en la localidad de Las Breñas, Chaco, donde conformó su familia con una mujer con la que tuvo hijos. Desde allí se fueron a vivir a Santa Fe.
Tras conocer la historia de Esther, las hermanas evangelistas y Fabián volvieron juntos a Lanús para que él pueda conocer a toda su familia: sus otros ocho hermanos menores, sus 28 sobrinos y sus dos sobrinas nietas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario