23 may. 2017

PROHIBEN A UNIDADES POLICIALES INFORMAR A LA PRENSA SOBRE PROCEDIMIENTOS

FUENTE: PROFESOR RODOLFO ACOSTA 

En una realidad como la actual, la orden de impedimento de información en tiempo real de las comisarías a los medios de prensa, es sin dudas un gravísimo acto de censura que afectará duramente a los medios, trabajadores de prensa y a toda la sociedad civil.
Peor aún cuando los "informes" del área de Prensa policial son extremadamente escuetos, tardíos y atemporales, nunca se brindan en tiempo real ni con la inmediatez y el profesionalismo que la noticias requieren, sino que además son sesgados y carecen del soporte de las nuevas tecnologías informáticas. Así, con tantas restricciones; se instala un clima de inquietante silencio y mordaza informativa que viola abiertamente el Derecho a la Información consagrado en el artículo 14 de la Constitución Nacional y en el artículo 13 del "Pacto de San José de Costa Rica". Sorprende la medida, que curiosamente es anunciada en momentos donde las noticias policiales copan las portadas de los diarios digitales y de papel, en medio de un clima de creciente inseguridad urbana y rural.

En ese contexto, el comisario Ariel Acuña, jefe de la Policía del Chaco prohibió a todas las unidades informar a la prensa sobre procedimientos policiales. Además, aseguró que será sumariado el personal que no obedezca la orden emanada por la superioridad.

El Jefe de Policía del Chaco, emitió una orden general a las unidades policiales para evitar información errónea que no se ajusta a la realidad. La única área autorizada para informar es la División Prensa y Comunicación Social.

El Jefe de Policía Comisario General Ariel Alejandro Acuña tomó la determinación de instruir adecuadamente a sus subordinados, a través de la Orden General N° 01/17, de fecha 06 de Enero, en la que dispuso que ninguna Unidad Policial brinde datos de procedimientos en forma directa a los medios de comunicación. Por otra parte, también se recibió un Oficio emitido por la Fiscal Beatriz Carmen Scarpin, donde hace referencia a evitar brindar información cuando se trate de hechos relacionados a delitos contra la integridad sexual.

Además, se hace hincapié que tanto el Jefe de Policía como la División Prensa y Comunicación Social son los únicos encargados de brindar información oficial de los sucesos policiales a la ciudadanía.

Según la información oficial, esta medida se tomó para que no se entorpezca con la investigación y actuaciones judiciales y/o policiales. Por ello, la Orden General detalla que: “queda terminantemente prohibido a todo personal policial proporcionar información de cualquier índole o publicar imágenes o videos relacionados a estos hechos, a efectos de evitar supuestos y/o informes preliminares que a la postre puedan resultar falaces o disímiles con la ocurrencia real de los eventos, evitando la circulación de información inadecuada entre la ciudadanía, sobre datos que pudieran estar alejados de la realidad y que pueden impactar en ellos negativamente y también entorpecer las investigaciones judiciales pertinentes”.

La Orden en cuestión finaliza diciendo que toda inobservancia dará lugar al inicio de las actuaciones judiciales y/o administrativas, con carácter de sumario, conforme normativa legal en vigencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario