18 may. 2018

DOBLE CRIMEN DE QUITILIPI: DEFENSA PREPARA DENUNCIA EN CONTRA DE LA FISCALÍA



El abogado Humberto Aiquel, codefensor de uno de los imputados, contó en exclusiva a Canal 9 que preparan una denuncia penal contra la fiscal Liliana Lupi y sus colaboradores por manipular el expediente de la causa. Además afirmó que una de las parejas detenidas son el yerno y la hija del hombre que había encontrado los cuerpos de Fátima y Magdalí en un descampado, y esta pareja le habría vendido el celular de una de las chicas a la otra pareja que también se encuentra bajo prisión preventiva.

El pasado 4 de abril, los cuerpos sin vida de dos jóvenes fueron encontrados en la zona rural de Quitilipi. Según la autopsia que realizó el Instituto Médico Forense, ambas habían sido asesinadas cuatro días antes del hallazgo. Por el crimen se detuvo en principio a tres personas: Hugo Sosa, José Miguel Luna y Cristian Javier Sabalich, este último pareja de una de las víctimas.
La defensa de uno de los detenidos cuestiona el accionar de la Fiscalía de Investigaciones, a cargo de la doctora Liliana Lupi. El defensor aseguró que están preparando una denuncia formal contra dicha fiscal y varios de sus funcionarios, considerando que estuvieron manipulando el expediente. “nos molesta el procedimiento y la forma en que se han violado los derechos de defensa de los imputados”, manifestó a Canal 9 el abogado Humberto Aiquel.
En este sentido, el doctor Aiquel indicó que en principio la fiscalía afirmaba que a las jóvenes las habían matado a golpes dentro de un auto, pero cuando se le consultó a la fiscal si había algún indicio dentro de vehículo, ya sea sangre o algún elemento que haya sido usado para golpearlas, la misma no supo responder. “No había ningún rastro dentro del auto”, aseguró el codefensor de uno de los imputados. “No se sabe donde las mataron, fueron encontradas a la vera de un camino en medio del campo, y evidentemente ahí no las mataron”, sentenció Aiquel, agregando que en el lugar donde se las encontró no había sangre. “Sólo fueron a descartar los cuerpos ahí”, añadió.
La causa dio un giro con el hallazgo de un nuevo elemento: el celular de una de las chicas muertas en manos de una pareja, que sería el yerno y la hija de quien llamó a la policía por los olores nauseabundos que emanaban los cadáveres. “Hay algo raro acá” acotó el letrado.
Por último, Aiquel señaló la presencia de un testigo transexual, que además es menor de edad, que desapareció el día posterior al homicidio y dio declaraciones contradictorias. Todo parece indicar que el doble homicidio que estremeció a toda la provincia continuará sin esclarecer.
“No se sabe qué pasó, quién las mató, por qué las mataron y dónde las mataron. Hay asesinos sueltos, y hay tres personas que no tienen absolutamente nada que ver con la muerte de estas dos chicas”, culminó el abogado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario