10 ago. 2018

QUITILIPI: HABLÓ LA MADRE DE LA JOVEN QUE HABRÍA SIDO DROGADA Y VIOLADA



El hecho conmovió a los vecinos de la localidad quitilipense luego de que se conociera la denuncia por abuso y violación sexual realizada por la joven mujer de 23 años. “Nosotros somos una familia humilde, estamos viviendo un infierno” dijo su madre entre lágrimas.

El domingo por la madrugada, una joven de 23 años realizó una denuncia en la comisaría cuarta acompañada de su tía tras regresar de lo que, en principio, iba a ser una noche de diversión junto a sus amigos. Sin embargo, todo se transformó en pesadilla, luego de darse cuenta que había sido drogada por, al menos, dos sujetos.

Según denunció la víctima, no recuerda nada de lo ocurrido ni sabe cuánto tiempo estuvo inconsciente, y al despertar, “notó su ropa desalineada, el vestido levantado y uno de los jóvenes estaba tirado en el piso sin ropa”. También, en su testimonio, ella amplía que  “notó que su cabello estaba sucio, se dirigió con bastante dificultad al baño, donde perdió el equilibrio y se cayó”.

Luego del infierno que denuncia la familia que está viviendo, la madre habló en Radio La Red 92.7 de Sáenz Peña y con angustia dijo “dicen barbaridades de cosas sin saber, tuvimos que sacar los teléfonos, no hay derecho para meterse en la vida de otros”. También, denunció que “La policía no hizo bien el procedimiento, tuvieron a mi hija hasta las 1 de la tarde en la comisaría y luego la trasladaron a Sáenz Peña donde los médicos pusieron que  mi hija era epiléptica y tenía hemorroides y eso es mentira”.

La familia de la joven de 23 años se está movilizando en búsqueda de justicia, organizaron marchas y quieren que todos conozcan la versión de ellos de los hechos. “Mi hija se preparó toda la vida para estudiar y ahora no puede salir a la calle. Queremos que se haga justicia” dijo su madre llorando. Por  ulitmo, en la misma declaración a los medios amplió “Nosotros somos una familia de bien, trabajamos, mis hijos todos estudian, estamos viviendo un infierno”.

Por el hecho, a las 11 aproximadamente del domingo, la policía de esa localidad detuvo a dos de los tres jóvenes sindicados como autores de esta supuesta violación: H.A., de 33 años, que sería propietario de un gimnasio y M.G., de 31. Además, precisaron que están buscando a otro joven, al que lo conocen por su apodo “Pichi”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario