12 ago. 2018

VILLA ANGELA: “TODAS LAS DUDAS Y SOSPECHAS QUE PLANTEAMOS COMO FAMILIA DE A POCO SE VAN CONFIRMANDO”

FUENTE: GENTE DE PUEBLO 

Así lo manifestó en dialogo con La 21 Radio, la señora Mariana Vargas, hermana de quien en vida fuera el profesor Claudio “El Chueco“ Vargas, quien falleciera el pasado 13 de mayo en un procedimiento policial. “A tres meses de la muerte de mie hermano, pudimos acceder al expediente, a la autopsia, y efectivamente no tenía nada en su cuerpo, ni estupefacientes ni una enfermedad preexistente, solo golpes y cortes del procedimiento de la policía”, aseguro la señora Vargas.

La muerte de “El Chueco”, como se lo conoció comúnmente a Claudio Vargas, trajo mucha incertidumbre por la forma y la manera en que ocurrió. Todo se dio el dio de su cumpleaños, el 13 de mayo, cuando cerca de las 22 se dirigió a un domicilio por calle Formosa, donde luego se hace presente el personal policial por un llamado de supuesto caso de violencia de género, se realiza el procedimiento y el resultado es la muerte de este profesor, que, en una primera instancia, algo que molesto a la familia, se habría dicho que fue por el consumo de algunas sustancias.
“Quiero ser puntual en lo que voy a decir, quiero que quede claro que no son ideas mías, sino que lo que voy a contar es lo que está escrito en el expediente. En primer lugar, la autopsia del cuerpo de mi hermano revelo que él no tenía absolutamente nada, no había estupefacientes en el cuerpo de él, el examen que se le hace constata que mi hermano era una persona sana, que no tenía ninguna enfermedad, no estaba enfermo del corazón, era una persona que estaba sana. Si, cosas que no se dijo, mi hermano presenta golpes y contusiones, un corte a la altura de su oreja, corte en su pómulo, golpes en sus manos, en la muñeca tiene las marcas de lo que vendría hacer un precinto. En el momento que mi hermano es reducido, o se toma en detención, le colocan ese precinto y así sin poder moverse, lo golpean hasta producirle la muerte por el paro cardiorrespiratorio”, aseguro la hermana de “El Chueco”, quien habla en base a lo que dice el expediente sobre la muerte de su hermano.
“Yo lo que quiero dejar bien en claro, no yo sino lo que dice el expediente, que mi hermano muere en esa dirección, en esa casa. La Fiscal interviniente, pide que se tomen muestra fotográfica, que se le quite la ropa, que eso supuestamente es como evidencia, porque la ropa de mi hermano estaba mojada, que laven el cuerpo lo bañen y nos entreguen. Esa noche, el 13 de mayo, yo concurro a la Comisaria Primera por pedido de la Fiscal, y ante unas personas que estaban de civil, me dicen que mi hermano sufría un problema del corazón, que mi hermano era adicto y que por eso se había muerto”, comento Mariana, al tiempo que agregó: “jamás en estos tres meses, dijeron o contaron que mi hermano había sido golpeado. Desde el 4 de julio que no se anexa ninguna documentación al expediente, por eso el miércoles 8 de agosto, nos constituimos con el Doctor Francisco Pajor Flores, abogado de la familia, para presentarnos como querellantes”, aseguro la señora.
DENUNCIAS Y NOMBRES DE POLICÍAS QUE PARTICIPARON DEL PROCEDIMIENTO
Una vez realizada la presentación oficial como querellante, la señora Vargas, aseguro que lo que dijo en la justicia, quería replicarlo a través de La 21 Radio, y expreso: “me presento ante ustedes para denunciar públicamente a estos agentes o no sé qué rango tendrán, de la Policía del Chaco, que mataron a mi hermano. El licenciado Mirón, encuentra en la cuneta donde realizaron el procedimiento, dos precintos embarrados y sucios, y encuentra una cuchilla, tipo navaja que el filo de esa arma corresponde con los cortes que tienen los precintos. O sea que, y esto es observación mía, de una persona que tiene sentido común, a mi hermano lo matan a palos en el piso, le quitan la vida, y después estos psudos policías cortan los precintos para que nadie vea. Y así muerto lo tuvieron 30 minutos ahí, porque no llamaron a nadie, testigos vieron como le tiraban agua, por eso mi hermano estaba embarrado y sucio, por eso le sacaron las zapatillas. Cuando se cansaron de jugar con mi hermano, lo tiraron entre cuatro atrás del patrullero, y no lo digo yo, lo dice un testigo”, expreso la señora Vargas, quien prosiguió y dijo: “yo lo único que puedo decir es que mi hermano tiene golpes por todos lados en su cuerpo y cuando revisan a estos policías, ellos tienen las mismas marcas en sus manos. O mi hermano se pegaba contra las manos de ellos o ellos lo mataron a palos. Yo voy a dar los nombres de estos policías y yo me hago responsable porque son los que están en la causa, se trata de Juan Sosa, Cáceres Wilson, Muñoz Víctor y Alamaraz Juan, son las cuatro personas que el 13 de mayo acudieron a realizar un procedimiento policial y terminaron con la vida de mi hermano”, aseguro aún muy indignada la señora Mariana Varagas, en el programa Estación 21.

No hay comentarios:

Publicar un comentario